Laura Norton: “Me lo pasé en grande escribiendo No Culpes Al Karma”

karma

Hay ocasiones en la que lo único que te apetece es reír. Reír hasta hartarte. Y luego ya volverán los tiempos en los que reflexionar, en los que darle a la cabeza pensando en todos aquellos quebraderos de cabeza que tiene el día adía. Si uno se parara a pensar en las veces en las que no nos dejamos llevar por un libro por nuestras preocupaciones, se asustaría. Pero para eso están autoras como Laura Norton para que recuperemos ese pequeño oasis que llamamos, por qué no decirlo, felicidad.

Ahora es el turno para que ella hable y nos cuente que hay detrás de No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas que tiene risas por doquier y un buen rollo que se necesita hoy día. Con vosotros, Laura Norton. ¡Disfrutadla!

Antes de empezar la entrevista, nos gustaría saber tus hábitos como escritora:

1. ¿De día o noche?
De día y por la mañana mejor. La noche está para otras cosas.

2. ¿Un cigarrillo al lado?
Qué va. Agua, galletas, zanahorias, fruta, bolígrafos bic para morderles la punta…

3. ¿El papel y la pluma han pasado a mejor vida?
Soy de escribir en ordenador, sí. Pero tomo muchas notas a mano antes. Con cada historia nuevo estreno una libreta.

4. ¿La inspiración llega por sorpresa, o sorprendentemente, siempre te pilla trabajando?
Creo que la inspiración te pilla donde a ella le da la gana. Mola que sea trabajando porque lo tienes todo más a mano. El agua, las galletas, las zanahorias, el ordenador…

5. ¿Quién es tu mayor crítico?
Algún que otro amigo. Mi novio. Maldito.

6. ¿Qué personaje te gustaría que leyese tu libro?
¿Puedo ser sincera? Alguien que tuviera muchísimo poder de convocatoria, y que le pillen en una foto leyéndola para que la novela llame más la atención, para que llegue a cuanta más gente mejor. Una bloguera famosa, un futbolista (eso sería gracioso, aunque dudo que se atrevan con una novela con una portada como la mía), una política de renombre que caiga bien (eso va a estar difícil)

7. ¿Qué libro(s) estás leyendo ahora?
Las memorias de Hilary Clinton. Me encantan las historias políticas contadas en primera persona. Y si son norteamericanas más. Supongo que es culpa de mi afición a El Ala Oeste de la Casa Blanca.

8. ¿Qué libro guardas como el más valioso?
Pues no sabría decirte. No soy yo de guardar.

9. ¿Qué usas para marcar las páginas?
Lo que pille más a mano. Un ticket, una entrada de cine, una servilleta, una postal…

10. ¿El mejor lugar para leer?
Sofá, cama, mesa de trabajo, metro, playa… Cualquiera donde haya luz, yo creo.

Y ahora que ya sabemos un poco más de tus hábitos como escritora, hablemos de:

fondo-blanco
1. Para los que, como yo, nos encontramos con Laura Norton por primera vez, ¿quién es y qué necesitamos saber de ella como escritora?
Se me da fatal hablar de mí. Pero fatal fatal. Cuando lo hago me siento muy mala escritora porque todo me suena falso. O demasiado humilde o demasiado pretencioso. O demasiado intrascendente. O me entran unas ganas terribles de mentir y de decir que mido metro ochenta, que tengo unos ojos verdes de infarto y que cocino unos raviolis a la putanesca que ríete tú de Master Chef…

Así que mejor, ¿qué tal un poco de misterio en este mundo tan saturado de información sobre todos nosotros?

2. Título largo y muy llamativo, una novela muy divertida y que invita a soñar, ¿cómo nace esta historia?
Me apetecía mucho escribir una historia divertida, ligera, que estuviera casi dentro del genero chick lit. Porque disfruto mucho con esas historias (con las buenas, que hay de todo, claro) y creía que podría ser divertido intentarlo. Y así fue. Me lo pasé en grande.

3. Uno de los aspectos fundamentales en la novela es la profesión de Sara, la protagonista: plumista. Cuando uno acaba la novela ve que agradeces la información a Henar Iglesias. Dado que no es una profesión muy conocida, ¿cómo fue la labor de investigación y qué te ha sorprendido más de ella?
Fue todo un poco casual. Tenía la historia de la protagonista más o menos clara, pero me faltaba encontrarle un universo y una profesión. Así que una amiga me habló de que un amigo fotógrafo acababa de coincidir en el tren con una plumista. Y eso me llamó mucho la atención. Le pedí a mi amiga que llamara a su amigo y que le diera el nombre de ella. Y a partir de ahí me puse a investigar. Encontré dos entrevistas maravillosas y al principio no necesité más para arrancar. Luego ya conseguí ponerme en contacto con ella y me invitó a su taller. Fue genial poder tocar las plumas, y ver cómo las trabajaba. Espero haber hecho justicia a su profesión. Henar, por cierto, es una artistaza como la copa de un pino. Sus pajaritas de plumas son de lo más bonito que he visto nunca.

4. “Maldito Aarón”. Esa es una frase del inicio de la novela y también una de las principales razones de “No culpes al karma…”. Viendo lo que le sucede a Sara con él, ¿es el primer amor el más difícil de superar?
Maldito Aarón fue uno de los títulos que barajé para la novela. Me parecía tan gráfico, y tan adecuado. Luego entre las editoras y yo dimos con el definitivo y creo que acertamos de lleno. Nunca estaré lo bastante agradecida a mis editoras porque insistieran con “No culpes al karma…”

¿Y el primer amor es el más difícil de superar? Pues chico, depende. Yo por ejemplo no sé ni cual fue mi primer amor. Nunca acabo de decidirme. ¿Cuál me marcó de tal manera que considere el primero? Creo que mi siguiente novela podría de esto, de una chica que vive frustrada porque no sabe cuál fue su primer amor. Y se inventa una máquina del tiempo para ir en su búsqueda…

Qué ganas tengo de escribir algo con una máquina del tiempo. Estaba pensando en una donde el prota quiere impedir el asesinato de Kennedy, pero no sé si me quedará muy chick lit… Mejor una donde la prota busque a su primer amor. Y de repente todos le parezcan feísimos… Vestidos así como de los ochenta.

5. Una de las características principales de tu novela es que te mantiene con la sonrisa pegada en la cara y deseando saber qué es lo próximo que va a suceder, ¿hay que buscarle siempre la emoción a la vida de la forma en la que la encuentra Sara?
Hombre, hay que intentarlo al menos, ¿no? Digo, yo no sé si vivo de manera muy apasionada. Pero desde luego escribo intentándolo. Y aunque me da que yo nunca me atrevería a asaltar un zoo, es tan divertido creer que en un universo paralelo hay alguien igualita a mí, atreviéndose…

A lo mejor por eso escribo, para atreverme. Para que al menos en papel haya un personaje que no teme vivir apasionadamente.

6. Cuando hablo con alguna de mis amistades o con algún compañero de trabajo, se sorprenden de que un hombre lea “literatura para mujeres”, diciéndomelo como si fuera algo despectivo. Yo me sorprendo siempre y les contesto que la literatura es literatura y que es para todos. ¿Por qué nos empeñamos tanto en tachar a un género en departamentos estancos?
Supongo que ayuda a la hora de vender. Y a la hora de que el lector sepa más o menos lo que está comprando. Hay tantas novelas en una librería, que por cuál decidirse. Pero sí, a mí también me da mucha rabia que no se asomen lectores masculinos a la novela. Tengo amigos que la han leído y la han disfrutado mucho. Yo entiendo que hay que ser un chico muy valiente para leer en el metro mi novela con esos dos flamencos en la portada, lo sé. Pero a mí me encantan los chicos valientes.

7. El final de la historia, que no vamos a desvelar por supuesto, ¿siempre fue así o varió según ibas escribiendo la novela?
Mis finales siempre varían. Tengo una idea más o menos de cómo quiero acabar, pero a veces la historia te va llevando por otros sitios, y a veces te dejas llevar y otras no tanto. En esta me dejé llevar bastante, la verdad. Aunque tenía claro que quería un final feliz. Y por feliz me refiero a satisfactorio, que dejara buen sabor de boca. Espero haberlo conseguido.

8. Quinta edición del libro, ¿esperabas llegar a tanta gente? ¿qué se siente al ver que tu novela va agotándose de las librerías?
Es un subidón auténtico. Es una alegría diaria. Tengo el Twitter además con alarma en el móvil y cada vez que me llega un mensaje de algún lector corro a leerlo. Sí, estoy en esa fase insoportable. Y ojalá siga la novela agotándose en las librerías. Ojalá se convierta en una de las novelas del verano y también del otoño. Porque en otoño, con la caída de la hoja, los días acortándose, y la vuelta al horario lectivo o laboral, también apetece reírse.

9. Como lectora, no como escritora, ¿cómo ves el mundo de la literatura hoy en día en nuestro país?
Mira, anteayer vi que en la lista de los diez mas vendidos de El Corte Ingles estábamos cinco españoles. Y pensé, la cosa está mal, claro, pero oye, nos leen. Y para eso escribimos, ¿no? Para que nos lean.

Dejo para los críticos las reflexiones inteligentes sobre el panorama literario actual. Yo para estas cosas soy muy lectora fan. Hay mil autores españoles que me gustan y a los cuales devoro. No de una manera caníbal, claro. Que se trata de que sigan escribiendo.

La pregunta obligatoria es: ¿habrá más historias para que nos divirtamos?
No lo dudes ni por un segundo. Habrá. Y espero que muchas.

Fuente de la entrevista: librosyliteratura.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s