Laura Norton: “Siempre sueñas con que la novela que publicas llegue a la mayor cantidad de lectores posibles”

Captura de pantalla 2015-09-08 a las 15.30.49Es difícil encontrar una fotografía de Laura Norton, autora de No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, editorial Espasa. Ni pidiéndoselas a su gabinete de prensa, nos aseguran que las sesiones fotográficas le dan “vergüenza”. Difíci de imaginar para la escritora de semejante historia, que ha sido una de las más leídas de este último año.

Hablamos con ella de éxitos, fracasos, flamencos rosas y de unas cuantas cosas más para que nos permita crear una imagen de la mujer que hizo de la “pluma” un oficio.

Hola Laura. En primer lugar, felicidades por el libro, que al final de esta entrevista puede superar ya la ¿12? edición. ¿Pensabas que iba a tener este éxito?
Muchas gracias. Siempre sueñas con que la novela que publicas llegue a la mayor cantidad de lectores posibles. Pero siempre sabes que es muy difícil y que como sueño es precioso, pero que la realidad suele ser bien distinta. Que el sueño se convierta en realidad es una maravilla. Yo me miro al espejo y solo veo a la flamenca del Whatsapp.

Supongo que el título “No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas” es un buen gancho para vender… y creía que tu trabajo en el campo de la publicidad te había ayudado a elegirlo, pero en tus agradecimientos dices que fue Berta (La Prima en Facebook), ¿cómo lo decidiste exactamente?
Sí, el mérito no es mío. El mérito es de mi amiga Berta, y de mis editoras, Miryam y Ana Rosa. Yo les pasé el contacto de Berta y unas cuantas frases con las que ella suele trabajar en sus diseños, y se enamoraron de esta. Cosa bastante lógica. Así que ese fue el proceso. A mí me costó un poco asumirlo, lo de gilipollas se me hacía cuesta arriba. Tonta que es una. Menos mal que me dejé asesorar.

¿Qué crees que pensaría Sara, la protagonista, con una vida tan llena de fracasos, si supiera que su historia en papel se ha convertido en un auténtico éxito?
Estaría encantada, digo yo.

Tan importante que este año se va a llevar al cine. ¿Qué es lo que esperas?
Pues he tenido la suerte ya de leer el guión y, va hasta a sonar mal que yo lo diga, pero creo que es mejor que la novela. Funciona como un reloj. No sobra ni falta nada. Breixo y Carlos han hecho un trabajo chulísimo. Creo que puede quedar una película muy divertida, con mucho encanto, y ojalá funcione incluso mejor que la novela. Y la produce Paco Ramos, artífice de grandes éxitos. Sabe lo que hace.

Parte de la novela tiene lugar en el barrio de Malasaña. Estoy seguro de que a muchos “malasañeros” le gustarán reconocer las referencias a algunos lugares que haces. ¿Por qué elegiste este sitio?
Muy sencillo, porque vivo aquí. Y porque me encanta el barrio. Y era un escenario de lo más lógico para la profesión de la plumista. De hecho, la plumista en la que me inspiré, Henar Iglesias, tiene su taller también aquí. Que conste que sólo me inspiré en la profesión, su vida, por suerte para Henar, no tiene nada que ver con la de Sara. Se rió mucho con la novela, por cierto. Y su trabajo es increíble. Sin Henar esta novela tendría la mitad de encanto.

El libro está tan bien escrito que te ríes, lloras, te dan ganas de buscar a la protagonista para darle un abrazo y darle ánimos… ¿Qué relación tienes tú con ella? ¿Te ha dado más pena o te ha desquiciado más veces?
Muchas gracias por esas palabras tan amables. Yo a Sara la quiero mucho, claro. Creo que si fuera mi amiga a veces le daría un par de collejas, pero después nos iríamos de cañas.

Lo que no me queda muy claro es la reflexión sobre el éxito/fracaso que se puede sacar de la historia. La protagonista tiene verdadera pasión por su trabajo, su piso, una historia de amor… y lucha por ello, pero nada sale como quiere. ¿No es esto una visión muy derrotista?
Es que en la vida casi nunca sale nada como esperas. A veces sale mejor, a veces peor, pero casi nunca como esperas. Y sería una visión derrotista si la historia acabara mal, pero la novela no puede tener un final más feliz. Triunfa y se queda con el chico.

Yo creo que es fácil empatizar con la protagonista porque a todo el mundo nos ha pasado alguna vez alguno de sus problemas: estudiar una carrera y dedicarte a otra cosa distinta, montar tu propio negocio, irte a vivir solo, que alguien a quien quieres le guste la misma persona que a ti, que tu pareja se vaya a vivir fuera, que creas que tu novio te está siendo infiel… Lo que pasa es que tú lo mezclas todo y no le das un respiro a la pobre Sara. ¿Qué lección hay que aprender de esto?
¿Lección? Hombre, no creo que haya que aprender ninguna lección. A mí me gusta lo que dice su hermana Lu: “No vas a dejar de vivir las cosas solo porque no las tuvieras planeadas”. Y yo creo mucho en eso. Sí, las cosas no salen como querías, tienes dos maneras de enfrentarte a ello: enfadándote o intentando disfrutarlas, a pesar de todo.

Aunque no quiero desvelar el final, hay que decir que súper feliz, pero viene a ser igual que cualquier historia clásica de princesas: que el príncipe te elige y acabas teniendo hijos con él. No es lo que se espera para una protagonista que se define como “moderna” ¿no?
Es verdad que estoy dentro del género. Creo que no darle un final feliz sería como no descubrir quien es el asesino en una novela negra. Se puede hacer, sí, pero creo que es bastante insatisfactorio. Y es verdad que el chico la elige, pero digamos que ella le ha elegido antes a él. Lleva toda la novela intentando no elegirle, pero eligiéndole, ¿no?

Si te parece, vamos ahora a la parte más personal. Háblanos un poco de ti. Tengo entendido que te gusta Ana Pastor y que crees que es “más rápida que Google”.
Jajaja, alguien ha estado cotilleando mi Twitter. (Te compadezco porque generalmente solo hablo de mi novela y es un coñazo) Creo que eso fue un retuit que hice de alguien. Y sí, es difícil no admirar a Ana Pastor. Intento no meterme en muchos fregados en Twitter porque creo que soy más mete patas que Sara, pero alguna vez me dejo llevar.

¿Crees en el karma? ¿Por qué?
“No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas”. ¿De verdad necesito extenderme en la respuesta?

¿Qué le dirías a todas aquellas personas que tienen pasión por algo?
Que les dure toda la vida, que la practiquen, que la ejerzan, que la disfruten, que la sufran, y que ojalá puedan vivir de ella.

¿Qué significa para ti el éxito?
Hace poco leyendo el libro estupendo de Ángel Gabilondo, Por si acaso, me encontré con esta cita: “La obsesión por triunfar es ya un fracaso”.

Y sí, confieso que he mirado casi semanalmente cómo iba la novela, si se vendía, si no, pero intentaba siempre hacerlo desde una perspectiva relajada, sin obsesionarme. No siempre lo he conseguido, claro.

¿Y el fracaso?
El fracaso duele casi tanto como una ruptura amorosa. Pero se supera. Doy fe.

Una mujer independiente es…
¿Y yo qué te contesto a esto?

¿Qué lugar de Malasaña recomendarías no perderse?
Como Malasaña no es tan grande, yo recomendaría no perderse ninguno. Porque en una mañana te la recorres. Yo solo recomendaría no perdérsela ni de noche ni de día.

¿A qué te sugiere la palabra pluma?
Déjame que piense… no se me ocurre nada 🙂

Flamencos rosas, plumas, diseñadores… ¿te gusta el mundo queer?
Jaja. Me encanta. Y me he moderado mucho en esta novela.

Por último, ¿sabes que agradecerle a tu cuñado que te diera la mejor idea de la novela puede dar lugar a malentendidos?
Jaja, eso espero. Me alegra que alguien haya pillado la broma. Pero no, mi hermana puede estar tranquila.

Fuente de la entrevista: ocultados.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s