Laura Norton: “Aún sigo esperando que llegue un chico con una oca”

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas es el rotundo título de la novela de Laura Norton, pseudónimo tras el que se oculta alguien (¿es Laura Norton un pseudónimo?) dispuesto a hacernos reíradp con una historia ambientada en el barro hipster de Madrid, Malasaña.

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas está protagonizada por una chica a la que la vida se le complica bastante cuando en la misma semana se le meten en casa su padre deprimido, su hermana rebelde y su excéntrico prometido y, sobre todo, el novio al que lleva mucho tiempo sin ver.

Hemos querido conocer cómo es la relación de Laura Norton con el vicio de los libros, ese que todos los Estandarte compartimos, y esto es lo que nos ha contestado. El Cuestionario Estandarte de Laura Norton.

¿Cuántos libros lee al año?
Unos tres o cuatro al mes, a veces más, a veces menos.

Sea valiente. Confiésenos alguna lectura pendiente que le sonroje admitir.
Hay tantas… Y yo me sonrojo rápido. Pero prefiero hacerlo en la intimidad. Podría mentir y decir unas cuantas obras maestras que no he leído, pero que en realidad tampoco me molesta demasiado admitir que no he leído. Vamos, que no me sonrojaría, y con las que sí, pues mejor me las guardo. Puede que alguna vez quiera postularme para presidenta de gobierno y no quiero que nadie me eche en cara que no he leído el Ulises. Uy…

¿Qué libro le habría gustado escribir?
En el dique seco, de Augusten Burroughs o cualquiera de Nick Hornby.

¿Recuerda el primer libro que leyó?
Uno de una oca, no recuerdo el nombre. Era una oca que viajaba con su dueño por el mundo. Me enamoré del dueño. Aún sigo esperando que llegue un chico con una oca.

¿Cómo ordena los libros de su biblioteca?
No los ordeno y todos los años me planteo hacerlo. Eso y los armarios. A lo mejor algún día me pongo.

¿Cuál es su lugar ideal para leer?
Cualquier lugar es bueno. Mientras no sea una discoteca llena de gente. Quedaría raro.

¿Y para escribir?
Mi mesa de trabajo.

Se lo rogamos, responda a esta absurda pregunta: hay una inundación y todos sus libros van a morir, ¿qué tres salvaría?
Ninguno. No tengo un especial apego a los libros. Me gusta tenerlos, pero seguro que antes salvaría otras cosas más caras. La máquina de café, por ejemplo. (Qué mal me caería esta escritora si ahora mismo estuviera leyendo esta entrevista…)

¿Tiene lector de ebooks? ¿Le gusta el libro electrónico?
Sí, me gusta. Aunque también me gusta pasar páginas de verdad. Así que voy compaginando. A veces leo en ebook, y otras muchas en papel. En la cama, con poca luz, el ebook; en una playa, siempre el papel.

Recuerde alguna anécdota curiosa que haya tenido con algún lector.
Me temo que tendré que contestarla cuando escriba la segunda novela…

¿Qué está leyendo estos días?
Apaches, de Miguel Saez. Si esa novela no se convierte en best seller yo ya no entiendo nada.

Si no hubiese sido escritora, ¿qué le habría gustado ser?
Fotógrafa de moda. Y estar todo el día rodeada de belleza. Ropa y chicos guapos. Si el cielo no es así, no quiero morirme.

Fuente de la entrevista: estandarte.com Edición: lauranortonspain

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s